el-proceso-salud-enfermedad-cuerpo-y-mente.jpg

La homeostasis es el delicado equilibrio que existe y subyace en cada una de las células de nuestro organismo, y que mantiene la autorregulación basada en una comunicación constante y permanente entre ellas.

En la medida que le brindemos a nuestro cuerpo y mente las herramientas necesarias, se mantendrá autorregulado y afectado por los cambios propios del envejecimiento.

Nuestros pensamientos y emociones, nuestra alimentación, nuestro círculo social, el ambiente que respiramos, la calidad de sueño que tengamos, el ejercicio físico y mental que realicemos, entre otros tantos factores, favorecen o no el mantener este delicado equilibrio.

En la medida que le permitamos a nuestro cuerpo y mente tener y mantener los recursos necesarios y suficientes para su homeostasis, más saludable nos mantendremos.

Nuestro ritmo de vida y el desarrollo social y tecnológico, van, a mi manera de ver, favoreciendo una carga alostática, que corresponde a la acumulación de los efectos negativos de las toxinas generadas por el estrés, la alimentación inadecuada con comestibles no nutritivos, los tóxicos que se encuentran en el aire que respiramos, los trabajos, personas y pensamientos tóxicos, etcétera.

Carga que desequilibra nuestros sistemas de autorregulación y reparación, llevándonos progresivamente a enfermar.

Como esta carga alostática es, en la mayor parte de los casos, progresiva, lenta y silenciosa o sutil, muchas veces no prestamos atención a los mensajes que nuestro cuerpo nos envía, y normalizamos situaciones que nos van pasando en el día a día como un dolor de cuello, el pitido de los oídos, el estreñimiento, la gastritis, los dolores de cabeza, un brote en la piel u otros más tenues.

Empleamos entonces medicamentos para callar este síntoma o signo y la carga alostática sigue aumentando, hasta que llega un momento en que nos desborda y se puede manifestar con situaciones de enfermedad a las que sí o sí, terminamos prestándoles atención.

Mantener ese equilibrio, en gran parte, es nuestra decisión y responsabilidad. Rodearnos de buenos amigos, alimentarnos con víveres reales y naturales, tomar descansos antes de necesitarlos, ejercitar de manera adecuada y constante nuestro cuerpo y mente, evitar el uso de tóxicos como el cigarrillo u otras sustancias, no automedicarnos, ser agradecidos y amables, entre muchas otras medidas apoyadas en la atención y tiempo que le ponemos a los avisos y pedidas de ayuda que nuestro cuerpo y mente nos hacen, favorecerá que la balanza de la homeostasis permanezca más en equilibrio.

Dr. William H Joaquí
Especialista en Anestesiología
Especialista en Medicina del Dolor
Ms. en Manejo Avanzado del Dolor
Profesor de Mindfulness y Compasión para la salud y el estrés (MBPM)
Medicina Integrativa-Medicina Funcional
Cofundador de Cuerpo&Mente
williamjoaqui@cuerpoymente.com.co


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



    Si deseas nos pondremos en contacto contigo, déjanos tus datos aquí y responderemos lo más pronto posible.


    Al completar el formulario está aceptando las políticas de privacidad.

    Medellín, Colombia

    Todos los derechos reservados | Desarrollado por BTODigital Expertos en Marketing Médico

    Call Now Button Top
    Abrir chat
    1
    ¡Hola! ¿Quieres una cita con nuestros especialistas? En Cuerpo y Mente estamos para ayudarte. Haz clic aquí para comunicarte de inmediato.