INTELIGENCIA EMOCIONAL EN CASA

septiembre 27, 2019 by cuerpoymente0
Inteligencia-emocional-en-casa-cuerpo-y-mente-1200x628.jpg

Recuerdo hace unos años cuando empezaba en mi rol de madre y mi hijo iba creciendo, que vivimos un episodio de ira, donde él en medio de su rabia solo gritaba y lloraba y yo terminé igual, perdí el control de mis emociones, perdí mi autoridad y no logré que él hiciera “lo que yo quería”. Fue ese día donde supe que algo no estaba haciendo bien y que la que necesitaba ayuda era yo, para poderlo comprender a él y acompañarlo de manera asertiva.

Buscando respuestas y herramientas encontré el coaching y muchos libros sobre crianza positiva y en todo lo que leía encontraba la inteligencia emocional, capacidad que desarrollamos cuando aprendemos a gestionar adecuadamente nuestras emociones, sin reprimirlas, sin juzgarlas, solo sintiendo y fluyendo con ellas. Entendí que cuando yo lograra esto sería más fácil guiar a mi hijo por esa misma vía y efectivamente así fue.

Aclaro que yo no soy perfecta, mucho menos la mata de la paciencia, porque al fin y al cabo somos seres humanos que sentimos y que estamos cambiando todo el tiempo, lo que sí soy es una persona mucho más consciente de lo que siento y de cómo expreso mis emociones y sentimientos para no lastimar a nadie.

Hoy mi hijo tiene 12 años, lo que en algún momento de nuestras vidas fueron pataletas de 2 horas, gritos, patadas y regueros de juguetes, hoy son conversaciones donde manifestamos que nos molesta y por qué, aprendí a no juzgar sus sentimientos a permitirle estar enojado, pero lo más importante es que él mismo se dé cuenta de lo que siente, del por qué y de qué gana con eso. Escuchar expresiones de él como “no quiero hablarte”; hoy no me lastiman, solo me hacen entender que necesita su espacio y que él al igual que yo no siempre estamos de humor, todo esto claro está, desde el respeto mutuo.

A continuación, te comparto 3 tips valiosos y efectivos para ayudar a los pequeños a reconocer sus emociones, a mí me funcionaron y podrían ser efectivas para ti también.

1 – Reconoce tus emociones, comparte cómo te sientes, qué te molesta, qué te hace feliz y el por qué: Cuando tenemos alguna discusión con nuestros pequeños, dependiendo de su edad, podrían hacer preguntas como ¿Estás enojada? y solemos responder con tono irónico y grosero que NO. Te pregunto ¿por qué negarlo si sabes que sí? es ahí donde entras a reconocer tus emociones y le demuestras a tu hijo lo valioso de hacerlo. Una respuesta asertiva sería, si lo estoy y en este momento no quiero conversar o si el enojo no es con tu pequeño, la respuesta más asertiva sería: Estoy molesta pero no es contigo, es algo del trabajo que me tiene así.

2 – Valida sus emociones: Cuando los niños están disgustados, irritados o tristes, suelen simplemente llorar, retirarse, tirar los juguetes, cerrar las puertas y es ahí donde tú entras en acción con palabras como “por qué te pones así, eres un groser@, deja de llorar que nadie te ha hecho nada, eso no tiene importancia como para estar así”… y algunas otras. ¿Cómo te sentirías si alguien te dice eso cuando estás llorando o molesta? seguramente te haría sentir más rabia, porque estarían restando valor a esa emoción que es tuya y que solo tú sabes porque la sientes o qué la genera. Lo mismo pasa con los pequeños, es por eso que validar cómo se sienten, por qué están así y ayudarlos a reconocer esa emoción es tan importante. Lo ideal es preguntar qué tienes, cuál emoción estás sintiendo en este momento, te gustaría hablar al respecto. Frases como: Entiendo que estés molesto, si deseas cuando estés mejor conversamos, “Yo también estaría triste si tengo que irme del parque, pero no podemos quedarnos todo el día, en otro momento regresamos”.

Estos son algunos ejemplos de expresiones que hacen alusión a ciertas situaciones, sin embargo, dependiendo del caso podrían variar, lo relevante es que tu lenguaje le haga ver que comprendes sus emociones, que todos podemos sentirnos así en algún momento y que es válido.

3 – Dale un nombre a las emociones, haz que ellos reconozcan en realidad que sienten, dónde lo sienten y cómo sería la mejor manera para exteriorizar esa emoción. ¿Dónde sientes tú las emociones? ¿cómo las sientes? ¿qué te las genera y en qué nivel? Esto es importante que lo tengas claro tú, antes de guiar a tu pequeño a hacerlo.

Para esto hay dos ejercicios que recomiendo siempre y si lo haces desde que los niños están pequeños, luego será más sencillo.

  • Realiza unas paletas, dibujos o títeres o como lo veas más práctico, emoticones de las emociones, donde plasmes las principales: Rabia, alegría, tristeza, temor, desagrado y sorpresa. Así cada vez que tu pequeño esté en algún estado de estos él tendrá cómo hacértelo saber y será más fácil para ti ayudarlo a gestionarlo adecuadamente.
  • El otro ejercicio es la silueta, aquí es ideal que en un pliego de papel dibujes a tu pequeñ@, algunos imprimen mi plantilla, pero me gusta más que lo hagan en casa para que los involucren, incluso recomiendo que le permitas a tu hij@ dibujarte a ti también y que lo hagan juntos. Después de tener la silueta van a coger colores y a marcar dónde sienten cada una de las emociones, aquí te dejo un descargable con el ejemplo de mi silueta y una en blanco por si la quieres imprimir. Este ejercicio sirve para empezar a reconocer qué sentimos, cómo, dónde y así gestionarlo mejor.

Como siempre lo digo todo es un proceso, no esperes que esto funcione el primer día, yo aún tengo días donde soy menos paciente o donde simplemente quiero es gritar jajajaja porque eso libera. Pero sé que he dado pasos de gigante y que tú también puedes hacerlo y lo mejor de todo es que esto sirve para la vida, no solo para comunicarte con tu hijo.

Recuerda que no hay emociones buenas ni malas, son neutras y todas son válidas experimentarlas. Hay una frase que siempre le he repetido a mi hijo y ha funcionado muy bien cuando está molesto: “Lo malo no es la rabia, sino lo que haces con ella”.

Por Daniela Giraldo Henao
Coach Infanto Juvenil y de Familia


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


logo-cuerpo-y-mente_blanco

Comprometidos con tu salud, buscamos ayudarte de adentro hacia afuera. Proporcionando herramientas útiles para que tus emociones y estado físico se encuentren alineados.

Nuestros aliados

Medellín, Colombia

Todos los derechos reservados | Desarrollado por BTODigital, Expertos en Marketing Médico

Call Now Button Top
1
¡Hola! ¿Quieres una cita con nuestros especialistas? En Cuerpo y Mente estamos para ayudarte. Haz clic aquí para comunicarte de inmediato.
Powered by